Cuento a partir de unas palabras (7)

tumblr_mngtopgpfj1rf9hn3o1_1280

Palabras obligadas(Ver nota 1) Verbos: Saltar, dibujar, morir, reír, cantar.
Sustantivos: Cama, montaña, río, puerta, peaje.
Adjetivos: bonito, alto, delgado, rojo, grande.

En la jaula cabe justo una cama pequeña. Sobre ella hay un hombre recostado, dibujando nadie sabe qué. El resto de la nave no está acorde con tamaño de la jaula: es grande, casi inmensa.
Por una puerta lateral, sobre la que hay una ventana alta desde la que se vislumbra la silueta de una montaña, entra otro hombre.
Antes de continuar convendría establecer, dada la similitud de nombres, o por la ausencia de los mismos, que llamaremos “Preso” al de dentro de la jaula y “Libre” al que acaba de entrar.
Sigamos.
Libre se acerca a la jaula y por un delgado resquicio que hay en la parte inferior, empuja la bandeja que traía.
—Ahí tienes la comida —dice.
Preso, con la cara roja de rabia, se levanta como un resorte y se lanza contra los barrotes.
—Dime, ¿qué vas a hacerme? —Grita.
—Es mejor que comas.
Esa fría respuesta provoca un ataque de ira descontrolado. Preso salta, golpea, grita, insulta… nada. Solo obtiene la imagen de una espalda alejándose mientras canta una melodía desconocida.
—Hijo de puta, maldito hijo de puta. Suéltame. Sácame de aquí. No tienes ni idea de quién soy…
Pero los gritos de Preso solo son contestados por la reverberación del espacio y por el golpe de la puerta al cerrarse.
Libre, ya fuera, se deja llorar, como si aquel río salado mitigara en algo el dolor que le atenaza por dentro. Sería tan bonito tener valor, piensa, y no esta absurda cobardía que le inmoviliza impidiéndole llevar a cabo lo que se había prometido. En vez de eso viene cada día a traerle comida y cuadernos y lápices y ropa; a mantenerle con vida para que siga riéndose de él y de su dolor. Pero nada salió como debía. Cuando se vio con el revolver en la mano se supo incapaz de llevar su plan a cabo.
Pero la rabia es tanta, recordar día a tras día a su pequeña muerta a manos de aquel monstruo al que una Justicia patriarcal y fundamentalista dejó libre apenas cinco años después de encarcelarlo para que volviera a hacer daño. Un ser tan abyecto que ni siquiera recuerda la cara de quien prometió venganza.
Mira el revolver de nuevo, confirma que no se atreverá a usarlo y lo guarda en el bolsillo. Escucha los gritos chulescos de Preso y determina que tampoco puede dejarle libre. Es alguien conocido, lo busca todo el mundo, tienen poder y conseguirá que él dé con sus huesos en la cárcel, donde pagarán a alguien que acabará con su vida. Haga lo que haga no tiene futuro. Solo le queda la venganza que no se atreve a impartir
Aún metido en esos pensamientos mira a su alrededor. Una serie de naves olvidadas en medio de la nada. Uno de esos fracasos urbanísticos de la primera década del siglo XXI ¿Qué probabilidades hay de que alguien pase por allí? Pocas, poquísimas. Y es entonces que se da cuenta de que su cobardía para matar con un arma se compensa con la extrema crueldad de su último pensamiento.
Se marcha. Él no puede matar, cierto, pero nada le impide dejar morir. Lo único que deberá hacer es pasarse en un mes, confirmar el óbito y enterrarlo donde puedan devorarlo las bestias.
Por primera vez en mucho tiempo se ríe con ganas.
Los gritos de Preso se van desvaneciendo hasta que todo es silencio.

***

(1) Para unos talleres que hago en la escuela de adultos de mi ciudad, propuse que los alumnos plantearan una serie de palabras. Con ellas construiría una breve historia.
Este es el resultado con las palabras del segundo grupo de GES 1.


BONUS

Títulos de crédito de la película Blade Runner (Vangelis)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s