Músicas en el “Ladrón de rostros”: Pie Jesu

Lugar en la novela:

Había anochecido cuando llegó a Oviedo. Buscó un hostal asequible por el centro, pidió una habitación y se encerró en ella. Por más que lo había intentado no se sacaba de la cabeza a todas aquellas mujeres, incluidas Alba y Judit. Tenía el estómago tan atenazado que se veía incapaz de cenar. Sin siquiera desnudarse se echó en la cama, se puso los auriculares y comenzó a buscar música en su preciado juguete: un aparato diminuto que permitía llevar cientos de canciones en formato digital ¡Pura magia!
Buscó hasta que encontró otro álbum con Soundscapes de Robert Fripp. Para Alba, Mahler podía ser un dios del sonido, pero donde estuviera el Pie Jesu de Robert, la mal llamada música culta podía descansar en paz. Dio al botón del play y se sumergió en las larguísimas notas que le regalaba el flemático inglés. Consiguió apartar los miedos y no tardó en dormirse.

La Obra:

Pie Jesu es una muestra de lo que Robert Fripp da en llamar Soundscapes “Paisajes Sonoros”. Dicha música, creada completamente a partir de guitarra y efectos, incluidos bucles, demoras y repeticiones, construye una estructura sonora cómoda, tranquila y fluida.
Si bien algunos críticos han denominado dichos Soundscapes como música new age, está lejos de serlo. Fripp ha estado experimentando con estos sonidos a través de una variedad de estructuras y presentaciones durante más de 25 años. Al calificarla de ese modo, los críticos no solo describen injustamente su música, sino que también perjudican a las audiencias potenciales, llevando a los no iniciados a ver mundos alejados de las intenciones texturales de Fripp.
La música New Age nunca ha empleado o incorporado los dispositivos, colores y tonos que Fripp ha creado para su sonido único. Su término Soundscapes es musicalmente apropiado; a través de ellos, Fripp crea sonidos muy texturizados, en capas, multicolores, mucho más parecidos a los proyectos medioambientales y medioambientales de Brian Eno que cualquier otra cosa que podamos escuchar en New Age.

Fuente: AllMusic

El autor:

Robert Fripp es uno de los pioneros del rock progresivo o sinfónico y líder del grupo King Crimson. Nació en Wimborne Minster, un pueblo del condado de Dorset, al sur de Inglaterra. El 16 de mayo de 1946.
Comenzó a tocar la guitarra los 11 años de edad. Después de participar en varias bandas desde los 14 años, se convierte a fines de la década de los años 1960 en uno de los fundadores del movimiento progresivo junto a King Crimson. También famoso por su singular técnica conocida como frippertronics.
Actualmente es considerado uno de los guitarristas más influyentes del rock de vanguardia, desarrollando un virtuosismo propio, técnico, superior e innovador que es notable respecto a sus contemporáneos colegas guitarristas de cualquier otra banda. Fripp está casado desde 1986 con Tovah Willcox, cantante punk y actriz. In the Court of The Crimson King, su memorable primer disco causó un gran impacto y los situó en primera línea de este género musical. Fripp fuel el líder indiscutible del grupo y su único miembro fijo (el cantante Greg Lake se marcho para formar Emerson, Lake & Palmer, a lo que siguió un movimiento constante de los miembros de la banda) hasta que el grupo concluyó su andadura en 1974.
A partir de ahí fue combinando colaboraciones con otros reputados artistas como David Bowie (Heroes (1977), Scary Monsters (1980)), Brian Eno (No Pussyfooting (1973), Evening Star (1976)) o Peter Gabriel con proyectos propios como Exposure (1976).
Su estilo guitarristico nace de la aproximación intelectual hacia la música, mas cerebral que emotivo en su concepción pero evidentemente, también destinada a generar respuesta emotiva al oyente. Para ello, a diferencia de sus comportamientos, se apoyó más en el estudio de escalas y estructuras musicales complejas que en la influencia de los anteriores guitarristas de blues clásico. Todo ello unido a una constante experimentación con la tecnología lo llevó a desarrollar lo que el denomina Frippertronics, un sistema basado en los magnetófonos Revox A77 en los que grababa distintas capas superpuestas de guitarra que le proporcionaban acompañamiento para sus solos y le permitían actuar completamente en solitario.
A principios de los ochenta revivió a King Crimson, secundado esta vez por Adrián Belew, Tony Levin y Bill Bruford, reinventando totalmente su sonido aunque manteniendo intacta la filosofía. De este nuevo período cabe destacar el excelente álbum Discipline, un auténtico pulso de guitarra experimental e innovadora entre Fripp y Belew.

Fuente: EcuRed

Esta entrada fue publicada en ladrón de rostros, Músicas ladrón de rostros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Músicas en el “Ladrón de rostros”: Pie Jesu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s