2017 un año extraño en lo personal

 

En su película “Deconstructing Harry” Woody Allen dice: “Las palabras más bellas de nuestro idioma no son <¡Te quiero!>, sino <¡Es benigno!>”
Y es cierto, porque cuando te dicen lo contrario, la percepción del mundo cambia en un solo instante. Y te das cuenta de lo que tiene valor y de la cantidad de objetos estúpidos que solo tienen precio.

Este ha sido un año extraño. De un lado me publicaron “El ladrón de rostros”, y esa fue la parte luminosa. Del otro lado me detectaron un tumor en el colon que pareció ensombrecerlo todo.
Hoy hace un mes que me fue extirpado y mi mejoría es notoria. Claro que, a pesar de la operación, faltaba el resultado de la biopsia. Pues ha sido excelente, según mi oncólogo no va a ser necesaria ninguna sesión de quimioterápia ni de radioterapia. Todo salió limpiamente sin afectar a nada.
¿Significa eso que todo ha terminado? En absoluto, cuando uno se enfrenta a esta maldita enfermedad, sabe que la lucha con ella deberá continuar hasta dirimir una serie de asaltos. Pero el primero no podía ser mejor, he vencido por KO.
Debo confesar que la consecución de este éxito no ha sido exáctamente mía.
Primero debo agradecérselo a todos aquellos que diseñaron el programa de “Diagnóstico precoz del cancer de colon”. De no haber entrado a formar parte de él yo seguiría como siempre, sin ser consciente del mal que me iba corroyendo por dentro hasta que, quizás, hubiera sido demasiado tarde.
Debo agradecer, y mucho, el excelente trabajo realizado por todo el equipo médico quirúrgico que realizó la intervención. Sin su profesionalidad y buen hacer ni mi recuperación hubiera sido tan rápida ni mi cuerpo hubiera quedado lo limpio que quedó.
Solo me resta agradecer el trabajo, la delicadeza, la profesionalidad y el cariño de todas y cada una de las personas que forman parte del personal sanitario de la corporación “Parc Taulí” de Sabadell; desde la más humilde auxiliar hasta las jefas de enfermería.
Todas estas personas me han demostrado una cosa, que si bien gentuza, como esos que hoy claman una república catalana, han destruido hasta donde han podido la Sanidad Pública de Catalunya, pervive la increíble profesionalidad del personal que aun queda trabajando en ella.
Todo ese valor humano es el que hace que merezca la pena pertenecer a esta tierra, ellos y no los politicastros paseabanderas y patrioteros que no persiguen otra cosa que aislar la poca riqueza que quede para no haber de compartirla con el resto de corruptos de españa.
Gracias de corazón a todos y un abrazo para todos y cada uno de mis amigos y conocidos. Os quiero.

Estado actual del interfecto

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s