Músicas en “El ladrón de rostros”: Aviones plateados

Lugar en la novela:

[…]

Excusas y más excusas para seguir sintiéndose un macho alfa con harén en propiedad. Era tan ridícula la inseguridad masculina ¿Cómo decía la canción?, sí, todavía la recordaba: «Credenciales de posesión, qué tontería. Estos celos me han abrasao, no sé qué me creía». Preclara la visión de El Último de la fila. Cogió el portátil y se fue a buscarla en YouTube. Aviones plateados, si no recordaba mal. Acertó. Dio al botón y empezó a sonar:

Veo tu casa desde mi balcón
chimeneas y tu ropa al sol
aviones plateados rozando los tejados
vestido y en la cama vigilo tu ventana…

Volvió a su introspección, a esas preguntas que acostumbramos a hacernos cuando es demasiado tarde, ¿por qué no le llamó después, cuando ya estuvo sola? Se respondió que no le había llamado por miedo. Él estaba en una relación y ella en una especie de afán vengativo contra el género masculino, y ese era un mal condimento para consolidar cualquier amistad. Después se fue instaurando el olvido, solo salpicado de breves recuerdos cada vez más y más espaciados. La ausencia de contacto aleja a las personas, era una evidencia.
Se centró de nuevo en la canción, en el instante del retrato brutal de desamor. Se unió a Manolo en un dúo imposible:

Siempre suelo querer lo que no tengo
y ahora que ya no estás aquí
me voy consumiendo.
Ropa sucia, cuadros que he pintao
discos viejos, to por ahí tirao.
Barba de 15 días
no me levantaría…

Salvo la barba, todo lo había vivido de sobras. Ya no deseaba más desorden en campaña.

La obra:

Canción “aviones plateados” que forma parte del trabajo “Enemigos de lo ajeno”. Es el segundo álbum de estudio del grupo español El Último de la Fila, fue lanzado al mercado en 1986 por la discográfica PDI, en formato LP.
En 1991 fue reeditado por la discográfica EMI en formato CD, habiendo remezclado Manolo García, Quimi Portet y Josep Llobell todos los temas excepto Lejos de las leyes de los hombres y No me acostumbro.
El álbum fue presentado en directo mediante una gira de conciertos por todo el territorio español.

Fuente: Wikipedia

El autor:

El Ultimo de la Fila, el grupo compuesto por Manolo García y Quimi Portet, tuvo sus orígenes allá por los 80, cuando se conocieron los dos protagonistas de esta historia. Manolo García participaba en un grupo llamado ‘Los Rápidos’, tocando por locales de Barcelona y grabando algún que otro disco. Mientras tanto, Quimi POrtet colaboraba con los ‘Kilimanjaro’s’ y creaba un grupo llamado ‘Kul de Mandril’.
Fue entonces, por 1982, cuando se conocen Manolo García y Quimi Portet, coincidiendo juntos en un concierto en Barcelona. Comenzaron tocando canciones de ‘Los Rápidos’, pero pronto pasaron a llamarse ‘Los Burros’. Con este nombre grabaron un único disco, ‘Rebuznos de amor’, y consiguieron un discreto éxito entre el público.
En 1985 deciden dar un giro a su carrera y fundan ‘El último de la fila’, el grupo que les llevaría a la fama. Graban una maqueta con la que consiguen ganar el concurso de maquetas de la revista Rock Special y fichan para la discográfica independiente PDI.
Su primer álbum se tituló ‘Cuando el amor entra por la puerta, el amor salta por la ventana’, con el que consiguieron el premio al grupo revelación. Algunos de los exitosos temas son el archiconocido ‘Querida milagros’ o ‘El loco de la calle’.
Un año después publican ‘Enemigos de lo ajeno’, consiguiendo un notable éxito entre el público y también entre los críticos musicales, lo que les valió para recibir varios premios y menciones.
En 1987 El último de la fila publica ‘Nuevas mezclas’, un álbum grabado en Londres y que recoge sus mejores canciones grabadas con medios técnicos de considerable calidad. Consiguieron su mejor registro de ventas hasta ese momento y les sirvió para realizar una gira por toda España.
Paralelamente a su éxito como ‘El último de la fila’, se reeditó el disco grabado como ‘Los Burros’, y las discográficas publicaban canciones inéditas hasta ese momento.
En 1988 publican un nuevo trabajo, titulado ‘Como la cabeza al sombrero’, grabado en Francia y considerado por muchos como el mejor álbum del grupo. Su buen trabajo tiene una merecida recompensa, y son invitados a participar en la gira mundial de Amnistía Internacional, junto a Sting y Bruce Springsteen.
1990 viene con un nuevo disco: ‘Nuevo pequeño catálogo de seres y estares’. En 1993 publican ‘Astronomía razonable’ y en 1995 sacan su último disco como ‘El último de la fila’: ‘La rebelión de los hombres rana’. Tras la gira que ofrecieron para promocionar este disco, decidieron separarse artísticamente y proseguir sus respectivas carreras en solitario

Fuente: Todomúsica

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ladrón de rostros, Músicas ladrón de rostros, Novela y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Músicas en “El ladrón de rostros”: Aviones plateados

Responder a Manel Artero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s