Chucho y yo (Beethoven, sonata No. 8 en Do menor “Patética”)

fotos-beagle_18

Te llamaré Chucho. Y a pesar de que me mires con esos ojos, la cabeza ladeada y las orejas colgando, no me vas a sacar ni una carantoña. No te quería, ni te necesitaba para nada. Si no estás conforme, ahí está la puerta. La coges y te largas con quien te ha traído. Eso es todo lo que le he dicho al perro que me acaban de traer mis hijos. Te va a hacer mucha compañía, papá, Así te obligarás a salir a la calle, papá, No es bueno que te pases los días solo, papá. Ya veis, toda la retahíla que se le suelta a uno cuando se ha quedado solo y los hijos no quieren que aparezcas por sus casas a tocar los cojones. Porque eso sí, a ninguno se le ha ocurrido decirme: papá, prepárate una bolsa con algo de ropa y vente unos días con nosotros ¿Qué se piensan, que a estas alturas voy a acudir mansamente a que me den cobijo? Como si no fuera capaz de valerme por mí mismo. Como si el hecho de que ella me haya abandonado me convierta en un inválido ¡Una mierda! Ni los necesito ni necesito a este beagle de pura raza, Que es un animal de lo más dócil, papá, No te va a costar nada que se adapte a ti… Mírale, ahí, moviendo el rabo. Como si un animal al que llevamos domesticando hace cuarenta mil años fuera capaz de obligarme a hacer nada que no me apetezca.

Le he puesto algo de agua en un bol y un poco de pienso de un saco que me han traído y lo he encerrado en la galería. No quiero verlo. No necesito verlo. No necesito que me ablande con esos ojazos tristes que estaba poniendo. Necesito mi tiempo, necesito escribir, necesito escuchar música. Necesito a Beethoven. No sé porqué, pero es él quien me ha venido a la cabeza. Tal vez sea porque a ella no le gustaban demasiado sus sonatas para piano. Se me hacen pesadas, me decía. Como si el andante de la Patética no fuera capaz, por sí mismo, de oprimirte el pecho. Como si el allegro del primer movimiento no te hiciera saltar en el asiento. Como si el rondó del tercero no te arrebatara una sonrisa. Pero para gustos, colores, creo que dicen. Antes me tocaba escucharlas cuando ella se iba con los niños y yo me quedaba a solas. Cuánto ha llovido desde entonces. Ahora el equipo de música languidece en el comedor y a mí me basta el portátil, el tubo y los altavoces Bose que me regaló hace tres años. La única cosa visible que mantengo de ella.

De las versiones que conozco de esta sonata las que más me gustan son las interpretadas por Mauricio Pollini y Daniel Baremboim. Sobre todo las de éste último. No sé si serán las mejores, no entiendo demasiado de música, pero me encanta esa serenidad que muestra ante el teclado. Ni un aspaviento, ni una mueca a lo Lang Lang. Ningún guiño al oyente que no sea el sonido que arranca de las teclas como lo haría un alfarero con el barro… y de Beethoven, qué decir del genio alemán. Un adelantado a su tiempo. Un valiente capaz de escribir su música desde la más absoluta libertad. Marcado como estaba por el movimiento Sturm und Drang (tormenta e ímpetu) fue de los primeros en anteponer su arte al gusto de los poderosos. En su música no mandaba el mecenas, mandaba Él. De ahí que sus treinta y dos sonatas para piano hayan sido reconocidas más tarde, cuando el oído humano abandonó algo más su condición servil.

Le he abierto a Chucho. Andaba llorando y rascando la puerta. Qué queréis, todavía me quedan sentimiento. Le voy a dejar aquí conmigo para que se vaya empapando de Ludwig. Vete a saber, igual resulta que me sale un perro melómano. Os dejo. Ya empieza.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Chucho y yo, Uncategorized y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Chucho y yo (Beethoven, sonata No. 8 en Do menor “Patética”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s