Homenaje a los partisanos y al maquis

Fue escucharla y se me saltaban las lágrimas. Imaginé a todos aquellos hombres y mujeres que se dejaron la vida por darnos la ansiada Libertad a la que hoy renunciamos para no perder esa ínfima cuota de bienestar que nos hace creernos clase media.

¡Cuánta estupidez, cuánta sangre derramada para nada!

When they poured across the border
I was cautioned to surrender,
This I could not do;
I took my gun and vanished.
I have changed my name so often,
Ive lost my wife and children
But I have many friends,
And some of them are with me.
An old woman gave us shelter,
Kept us hidden in the garret,
Then the soldiers came;
She died without a whisper.
There were three of us this morning
Im the only one this evening
But I must go on;
The frontiers are my prison.
Oh, the wind, the wind is blowing,
Through the graves the wind is blowing,
Freedom soon will come;
Then well come from the shadows.Les allemands etaient chez moi,
Ils me dirent, signe toi,
Mais je nai pas peur;
Jai repris mon armes.
Jai change cent fois de nom,
Jai perdu femme et enfants
Mais jai tant damis;
Jai la france entie`re.
Un vieil homme dans un grenier
Pour la nuit nous a cache,
Les allemands lont pris;
Il est mort sans surprise.Oh, the wind, the wind is blowing,
Through the graves the wind is blowing,
Freedom soon will come;
Then well come from the shadows.
Cuando atravesaron la frontera,
fui advertido de que me rindiera.
No podía hacerlo.
Cogí mi pistola y me escapé.
He cambiado tanto de nombre.
He perdido a mi esposa y a mis hijos.
Pero tengo muchos amigos,
algunos de ellos están conmigo.
Un anciana nos dio refugio.
Nos escondió en el desván.
Entonces vinieron los soldados.
Murió sin dar un suspiro.
Éramos tres esta mañana.
Sólo quedo yo por la tarde.
Pero debo continuar.
Las fronteras son mi prisión.
¡Oh! El viento, el viento sopla.
El viento sopla a través de las tumbas.
La libertad llegará pronto.
Entonces saldremos de las sombras.Los alemanes estaban en mi casa.
Me dijeron que me identificara.
Pero no tengo miedo.
Retomaré las armas.
He cambiado cien veces de nombre.
He perdido a mi esposa y a mis hijos.
Pero tengo algunos amigos.
Tengo a Francia entera.
Un anciano, en un granero,
nos escondió por la noche.
Los alemanes lo capturaron.
Murió sin sorpresa alguna.Oh, el viento, el viento sopla.
El viento sopla a través de las tumbas.
La libertad pronto vendrá.
Entonces saldremos de las sombras.

Esta canción de Leonard Cohen es una adaptación de otra que se escribió en 1943, durante la II Guerra Mundial, en Londres; La original se llama “La complainte du partisan” (El romance del partisano), y sus autores fueron Emmanuel D’Astier de la Vigerie (letra) y Anna Marly (música). El autor de la letra fue un partisano de verdad, y actuaba en la resistencia Francesa con el nombre de Bernard. Con lo que no debemos descartar que la historia que cuenta sea su propia historia, incluidas las anécdotas.
Después de la guerra y durante los años 50, la canción se hizo popular, sobre todo en los paises de habla francesa, entre ellos Canadá, que fue donde Leonard Cohen la escuchó siendo joven, ya que se cantaba mucho en los campamentos juveniles a los que solía asistir
Mas tarde la versionó y la hizo famosa en su disco de 1.969 “Songs from a room”. De hecho llegó a eclipsar a la original, tanto que muchísima gente se la atribuye al propio Leonard.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s