Recordando a Thomas Mann

Copio a mi amiga Elsa que tuvo a bien compartir el aniversario de la muerte de Thomas Mann, fallecido el 12 de agosto de 1955.
Ella trajo unas líneas del su obra más conocida; yo solo añado el entorno musical que la une a otra obra maravillosa que nos vino de la mano del gran  Luchino Visconti: el Adagietto de la 5ª sinfonía de Gustav Mahler.
Todas ellas juntas forman uno de los más maravillosos homenajes que se han hecho jamás a la Belleza (entendida como cualidad).

Muerte en Venecia – Thoman Mann (fragmento)
Los sentimientos y observaciones del hombre solitario son al mismo tiempo más confusos y más intensos que los de la gente sociable; sus pensamientos son más graves, más extraños y siempre tienen un matiz de tristeza. Imágenes y sensaciones que se esfumarían fácilmente con una mirada, con una risa, un cambio de opiniones, se aferran fuertemente en el ánimo del solitario, se ahondan en el silencio y se convierten en acontecimientos, aventuras, sentimientos importantes. La soledad engendra lo original, lo atrevido, y lo extraordinariamente bello, la poesía. Pero engendra también lo desagradable, lo inoportuno, absurdo e inadecuado.

La montaña mágica – Thoman Mann (fragmento)
El individuo puede idear toda clase de objetivos personales, de fines, de esperanzas, de perspectivas, de los cuales saca un impulso para los grandes esfuerzos de su actividad; pero cuando lo impersonal que le rodea, cuando la época misma, a pesar de su agitación, está falta de objetivos y de esperanzas, cuando a la pregunta planteada, consciente o inconscientemente, pero al fin planteada de alguna manera, sobre el sentido supremo más allá de lo personal y de lo incondicionado, de todo esfuerzo y de toda actividad, se responde con el silencio del vacío, este estado de cosas paralizará justamente los esfuerzos de un carácter recto, y esta influencia, más allá del alma y de la moral, se extenderá hasta la parte física y orgánica del individuo.

BONUS

resumen de La muerte en Venecia de Luchino Visconti

Anuncios
Esta entrada fue publicada en belleza, De otros y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Recordando a Thomas Mann

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s