Posible extensión de un poema

Escultura de Jaume Plensa http://jaumeplensa.com/

Hace tiempo leí un poema de alguien con quien tuve el terrible error de relacionarme. En él daba a entender que la mejor opción para sentirse (ser) libre era la de no pensar.

Este poema empezaba precisamente con los versos en los que nos habla de ello. Pero me veo en la obligación de quitarlos. No por nada, solo por el hecho de que la limpieza debe ser completa.

En cualquier otro caso borraría hasta el poema. Pero da la casualidad de que me gusta y me niego a eliminarme a mí mismo. Así que queda todo tal cual salvo su anterior comienzo, que se convirtió en humo.


Quizás no sea no pensar
lo que libera.
Sino la atadura del pensamiento.

Pensamiento que ya libre
nos permita pensarnos
sin ataduras
         sin credenciales
         sin exigencias
           sin mío o tuyo
                   sin para siempre
y hasta sin mañana.

Solo hasta el fin,
que el pensamiento migre
(si ha de hacerlo).
Y lo que fue un nosotros
vuelva a ser
un tú,
     un yo,
                un ambos

O un para siempre.

:::::

Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder a Manel Artero Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s