Sentí en el pecho

Jackson Pollock

Sentí en el pecho
campanarios en primavera
que hoy,
cuando ya no estás,
doblan a muerto.

Y el río bravo de mi deseo
despeñó agua incontenible,
que hoy,
cuando ya no estás,
es remanso de aguas muertas.

No queda mar, solo sal.
Pero hubo peces saltándole a la luna.

A ellos me remito
ahora que te pienso.
Y aferrado a sus lomos esquivos
viajo sobre tu luz
que aún hoy riela en mi alma.

::::

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Sentí en el pecho

  1. Esther dijo:

    Yo no se quien es bruixiña, pero a mi Manel me ha llegado al alma……..

    • Manel Artero dijo:

      Hola Esther,
      encantado de verte por este rincón de mi cabeza.

      Pues te cuento. Bruxina es una poetisa (gran poetisa) con quien mantengo una hermosa amistad y un trabajo común, de momento detenido: Las cartas desde Barbastro (también en este blog).

      Me encanta que te haya gustado el poema. Borges nos decía: “La poesía nace del dolor, la alegría es un fin en sí misma”. Es por eso que expresamos mejor el desamor recordado que el amor vivido, a pesar de que sean sentimientos lineales cada uno tirando para su lado.

      Gracias por tus palabras.
      Un abrazo,
      Manel.

    • Manel Artero dijo:

      De nada Nieves.
      Un beso desde Cerdanyola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s