De tu ausencia

Sentí un augurio
de ti…
y no te hallé.

Luego,
me hurgué por dentro,
removí recuerdos
y ahí estabas, como siempre.

O tal vez mejor,
dulcificada por la ausencia,
el tiempo
y el olvido.

Y al mirar a tus ojos imaginados,
el pinchacito en la barriga
me recordó otro entonces.
Un ayer
amarillo
de Van Gogh
en Arlés.

Tú,
yo,
nuestras
manos
y una tenue nube
disolviéndose
en el cielo
para nosotros.

Lo sabemos,
fue amor.

::::

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De tu ausencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s