Contraluz – poema sobre una fotografía

Se escucha el tenue chisporroteo
del cigarrillo consumiéndose.
Música que acompaña tu desnudez.
Y el siseo apenas audible
del deseo
que se derrama espeso
por las paredes.

Así lo veo yo.

Te intuyo también en ayeres ahítos de sexo
donde colmenas enteras
de caricias
se posaban suaves
en la piel del amante
Hasta libarla y convertirla
en pasión dulce.

El último estertor del cigarrillo antes de perecer
me trae de nuevo a la realidad:
Tú,
ahí,
en la sombra,
esperando,
y yo,
y click.

:::

Anuncios
Esta entrada fue publicada en De otros, erotismo, Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s