La Voz de mi asesino

Retazos del soliloquio del asesino de mi novela: “Matar es tan fácil”
————————————————————————————————–
…Al final, cuando vi que podía pasar por mártir le di un tiro en la nuca y terminó todo. Aquellos cabrones vieron la faena, me creyeron, imagino que a medias, llamaron a un par de tipos que recaudaban sus máquinas tragaperras, uno bajito y acomplejado y otro con pinta de chulo más acomplejado que el primero; se llevaron al desgraciado y se olvidaron de mí…

Un acto creativo

Jeanne Samary1877

… Un artista con billete para genio no mezcla bien con el amor. En el interior de esos individuos arde una llama que solo ilumina su egolatría y su capacidad creadora. Hablan del amor, crean para el amor, interpretan desde el más profundo amor: al sonido, al color o a la palabra; pero son incapaces de amar otra cosa que no sean ellos mismos y su obra. Eso le sucedió a la pobre María. Él, un pianista con un ego mayor que su técnica, la engatusó desde Chopin, utilizando a Mozart, envenenándola con Bach y adormeciéndola con Tchaikovsky. Ella, demasiado sensible, hubiera podido resistirse al hombre y a su encanto, pero fue incapaz de resistirse a la fuerza de Kachaturian, la sensibilidad de Ravel o la sensualidad de Satie.

            Puedo imaginarme la escena. La alumna ante cualquiera de las Gnossienne sin saber cómo enfrentarse a la ausencia de compás…

Ver la entrada original 689 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s