Para la Revolución poesía (4)

Tras su voto en las urnas obviaron al ciudadano ¿De qué sirve sino el populacho? Solo es el alimento de unas pocas bocas voraces viles y vomitivas que toman extrañas formas: de banquero, de obispo, de rey borbónico franquista, de grande de españa, de rico corrupto… y ahora también de político amoral que se vende como cualquier puta callejera (y perdonadme entrañables compañera de la infancia)…

Sí, nos obviaron. Después ya hubo unos pocos que comenzaron a quitarse la venda, salieron a la calle y clamaron a los cuatro vientos que “NO”. Se reían de ellos, de esos “pobres perroflautas” tirados por las plazas, haciendo asambleas ¿Qué pretenden? comentaban con un cierto acento de comicidad…

Un error terrible tal vez venido de la infinita ignorancia del pueblo español, tal vez venida de la ingente compra de votos (en algo había que reinvertir las inmensas cantidades de dinero negro regaladas por los grandes empresarios, y a 30 € el voto se puede corromper a mucho españolito)— puso en el gobierno al PP, y esos no se lo pensaron dos veces: comenzaron a golpear a diestro y siniestro, a limpiar las plazas, a criminalizar a todos y cada uno de los movimientos ciudadanos.

A partir de ese momento todos supimos que habíamos vencido. La única tarea que nos queda ahora es la de echarles. Pero para eso necesitamos algo más de inteligencia y mucha menos ignorancia. Resolvámoslo.

CIELO DEL 69

Cielito cielo que sí
cielo del sesenta y nueve
con el arriba nervioso
y el abajo que se mueve

que vengan o que no vengan
al pueblo nadie lo asfixia
que acabe la caridad
y que empiece la justicia

que la luna llena brille
que acabe la cuenta llena
que empiece el cuarto menguante
y que mengüe por las buenas

o por las malas sinó
o por las peores también
el mango vayan soltando
ya no existe el sartén

cielito cielo que sí
cielo del sesenta y nueve
con el arriba nervioso
y el abajo que se mueve

que vengan o que no vengan
sabrán igual la noticia
se acabó la caridad
ya va a empezar la justicia

Cuando hacen fuego me dicen
que están contra la violencia
me dicen cuando dan muerte
que sientan jurisprudencia

cielito cielo que no
cielito qué le parece
borrar y empezar de nuevo
y empezar pese a quien pese

mejor se ponen sombrero
que el aire viene de gloria
si no los despeina el viento
los va a despeinar la historia

cielito cielo que sí
cielo del sesenta y nueve
con el arriba nervioso
y el abajo que se mueve

cielito cielo que sí
cielo lindo linda nube
con el arriba que baja
y el abajo que se sube.

(Mario Benedetti)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s